Casetas Aislantes Para Perros

Actualizado Junio 2020
Diseño sin título
¿Por qué confiar en nosotros?
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra.
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra. En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
Resumen
Pros
Cons
¿Cómo aconsejamos?

Revisamos miles de productos para ponerlos a prueba - Nunca aceptamos productos para revisar de las marcas


8 Modelos Considerados

48 Horas Estudio

1 Consejos Expertos

8 Clientes consultados
¿Por qué confiar en nosotros?
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra.
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas

Casetas Aislantes Para Perros

Última Actualización Junio 2020


Las casetas se han convertido en una necesidad básica para nuestro perro sin importar el lugar en el que pase la mayor parte de su día, existen modelos para cualquier tipo de ambiente y para cualquier tipo de raza.

Todos los perros son diferentes y cada uno se desenvuelve mejor con diferentes materiales y tipos de casetas, hay diferentes características que son fundamentales para obtener la caseta ideal, uno de ellos y del cual vamos a hablar el día de hoy es el aislamiento.

Existe un pensamiento que suele hacer creer que las casetas aislantes solo pueden ser funcionales en las temporadas de frío, por lo que si vives donde no se frecuenta el frío o nunca hay entonces no está dentro de tus consideraciones una caseta aislante.

Pero este pensamiento no es del todo correcto, porque, aunque si es un factor muy importante para proteger a tu perro del frío, también es cierto que puede protegerlo del calor, ambos polos se pueden disminuir con aislamiento.

Gracias al calor podemos encontrar casetas con ventanas, rejillas y cosas por el estilo que ayudan a mantener a tu mascota fresca, pero la base de todo para mantener al perro protegido de las variaciones del clima viene con un material aislante.

La función básica del aislamiento es ser una barrera protectora entre el interior de la caseta y la temperatura, cualquiera que ésta sea, del ambiente exterior. Esto se puede lograr directamente con los materiales con los que están fabricadas las casetas o agregando materiales que cumplan esa función.

Diseño sin título (1)

¿Cómo elegir la caseta aislante ideal?

Como punto de partida podría decirse que una característica básica para que una caseta sea aislante es el grosor de sus paredes, sin dejar de lado la parte inferior y el techo. Mientras más gruesa mejor protección del ambiente exterior.

Una caseta con suelo elevado es otro aspecto que hay que tener siempre presente porque si hay frío éste le puede llegar directamente a tu perro y eso podría comprometer su salud, es común encontrar pisos reforzados que sean aislantes e impermeables para evitar cualquier aparición de humedad. 

Una caseta que este directamente sobre el suelo también puede estar expuesta a inundaciones o filtraciones, ya sea por lluvia o cualquier otra situación en la que haya exposición directa con el agua.

El tema de las filtraciones también se presenta mediante el techo, es por ello que siempre se recomienda elegir materiales impermeables para éste, de modo que tu mascota pueda mantenerse seca. 

El techo a dos aguas tiene una mejor caída y evita la presencia de agua estancada que podría reducir la durabilidad de la caseta, pero esto no quiere decir que las casetas de techo plano no sean funcionales, de hecho, actualmente casi todas cuentan con una ligera inclinación que hace que este aspecto no represente ningún problema. 

El material impermeable ayuda a prolongar la vida útil de la caseta, habrá menos riesgo de que se produzcan fisuras o agujeros y esto contribuye directamente para que no haya un ingreso indebido de calor o frío.

El tamaño de la caseta también influye, puede que a simple vista no parezca importante pero la verdad es que una caseta siempre debe estar ajustada al tamaño de tu perro, pero ¿Qué tiene que ver el tamaño con el aislamiento de la caseta?

Bueno, cuando hay frío, es el cuerpo del perro el ayuda a mantener el calor interno y si tiene demasiado espacio será demasiado complicado mantener la calidez adentro por más aislante que sea la caseta. 

Si por el contrario lo que ingresa es calor, sólo basta imaginar cómo podría sentirse tu mascota con esa gran cantidad de calor acumulada en una caseta mucho más grande de lo que debería ser, se sentiría como una sauna allí dentro y eso no es lo que buscamos cuando hablamos de comodidad.

Debido a esto es que cada vez son más las casetas que tienen ventanas incorporadas para brindarles mejor flujo de aire a los perros y cuando llega el frío también puedes encontrar paneles protectores que las mantienen selladas.

Diseño sin título (2)
Truco de Experto

Para complementar el aislamiento del suelo se suelen colocar camas o mantas que mantengan a tu perro todavía más protegido del calor o el frío que puedan percibir, con mayor prioridad si no cuenta con un suelo elevado.


M.M.

Los mejores materiales para una caseta aislante.

La madera es el aislante por naturaleza más preferido por los usuarios porque es un material resistente y duradero, siempre que se elija una buena madera porque como todo producto puedes encontrar diferentes niveles de calidad y precio.

Una caseta de madera necesita de un buen mantenimiento para que no surja la aparición de hongos y mantener las bacterias lejos de tu mascota, para ello es importante mantener una limpieza frecuente y que no implique demasiada agua porque suelen absorber la humedad.

Claro que los fabricantes se han ido encargando de estos detalles y podemos encontrar modelos que han sido tratados para proteger la madera y evitar estos inconvenientes, además de que dichos tratamientos no son tóxicos (en su mayoría) para tu mascota.

Pero el plástico no se queda atrás porque le lleva ventaja a la madera en cuanto a su mínimo requerimiento de mantenimiento y en especial porque no corre el riesgo de pudrirse eventualmente, además de que su precio es mucho más económico.

Esto no quiere decir que es perfecto, porque puede que no sea muy resistente o que no sea la mejor opción para una caseta aislante, a pesar de haber algunos modelos de excelente calidad, pero siempre pueden agregar detalles que ayuden a cubrir todas las necesidades de tu mascota.

Para complementar casetas los fabricantes ofrecen varias opciones para mantener aislada la caseta, eso sí, la mayoría de estos debe ser cubierta (por plástico o madera) para que no entre en contacto directo con el perro, dentro de ellas podemos mencionar:

Fibra de Vidrio.

Es un material muy fácil de trabajar, ya que basta con unas buenas tijeras para cortarlo a diferencia de otros materiales que ya vamos a mencionar que necesitan de cortadores más especiales como la sierra.

Lámina Reflectante.

Esta opción es específica para contrarrestar el frío, porque su función es reflejar (como lo dice su nombre) el calor corporal de su perro nuevamente hacia a él. En otras palabras, ayuda a condensar y mantener el calor corporal dentro de la caseta.

También es muy sencillo de utilizar y su precio no resulta tan inaccesible, por lo que podría ser una opción considerable cuando se acercan las temperaturas más bajas, en especial si su perro es pequeño o no cuenta con una capa de pelo que le proporcione gran calor.

Diseño sin título (3)

Plástico de Burbujas.

Es importante mencionar que no se trata del envoltorio común que se utiliza para envolver paquetes o artefactos, sino de un plástico de burbujas especial que tiene una capa fina de aluminio y que está diseñado específicamente para aplicaciones de aislamiento.

Claro que esto no implica que siga siendo un montón de burbujas y es por ello que también se puede manejar de una forma sencilla, este es uno de los materiales que si o si deben colocarse detrás de algunas láminas de madera o plástico porque si no se convertirán es un festín de mordidas para tu perro.

Espuma de Poliestireno.

Este es un material que no parece muy común pero la verdad es que su aislamiento lo podemos apreciar en pequeñas ocasiones como cuando compramos un café y la verdad es que es una opción muy viable por su accesibilidad.

Claro que su vida útil no es muy prolongada, sobre todo si deja expuesto, pero todo va a depender de cual tipo de inversión desea realizar y si el aislamiento que desea es por cierto tiempo o de manera fija.

Espuma de Poliuretano.

Es un material muy usado no solo como material aislante térmico y acústico, sino para cualquier tipo de construcción. Su función principal es la de rellenar y sellar orificios, también resulta útil para colocar puertas y ventanas.

Es un producto que tiene una capacidad bastante alta de aislamiento gracias al gas espumante de células cerradas que lo conforma. También funciona como material impermeable y es muy resistente frente a los efectos del paso del tiempo.

 

Cada uno de estos complementos los puedes elegir de acuerdo al uso que le da tu mascota y las temperaturas a las que generalmente podría estar expuesta. La espuma de poliuretano, por ejemplo, es considerada como uno de los mejores aislantes térmicos que tienen la capacidad de proporcionar calor en épocas de frío.

Como mencionamos antes, el grosor juega un papel fundamental, independientemente del material que elijas, si deseas más protección para días calurosos podrías optar por la fibra de vidrio o la lana mineral para proporcionar mejor frescura.

Le llamamos complementos porque puedes tener una caseta de madera o de plástico sencilla que puedes reforzar con alguno de estos materiales, las opciones son infinitas y puedes comprar una caseta que ya venga con todo incorporado o ir personalizar la que ya tienes de acuerdo a tu gusto y a tu bolsillo también.

Al inicio de la página podrás encontrar algunos kits que son ideales para que, si ya tienes una caseta, puedas proporcionarle mayor protección ante las variaciones constantes con las que se pueda presentar el clima.

Diseño sin título (4)
¿Sabías qué?

Existen dispositivos de calefacción diseñados especialmente para las casetas de perros, los cuales cumplen con la misma función que los que utilizamos en casa durante el invierno y son muy útiles cuando tienes perros cuyo pelaje no les proporciona el calor que necesitan. Son una buena opción porque se puede usar durante la temporada de frío y removerlos cuando culmina la temporada sin que esto represente un gran cambio o esfuerzo.

El aislamiento en una caseta para perros debe ser considerado como una de las características fundamentales para brindarle un mejor confort a tu mascota, el cual se obtiene manteniendo un clima equilibrado dentro de ella.

Es importante recordar que no solo se necesita una caseta aislante para proteger a tu perro del frío, sino que también va a resultar muy útil para mantenerlo fresco en los días que el calor se hace más presente.

Las opciones son infinitas a la hora de decidir, ya sea que vayas a comprar una caseta que posea todas las características para cubrir las necesidades de tu mascota o que vayas a comprar materiales para reforzar la caseta que ya tienes.

Si tomas en cuenta todos nuestros consejos podrás encontrar la opción perfecta para que tu perro pueda contar con un hogar que le brinde un ambiente acorde y cómodo del que seguro no va a querer salir.



×