▷Las Mejores Casetas para Husky Siberiano

Actualizado Junio 2020
Diseño sin título
¿Por qué confiar en nosotros?
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra.
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra. En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
Resumen
Pros
Cons
¿Cómo aconsejamos?

Revisamos miles de productos para ponerlos a prueba - Nunca aceptamos productos para revisar de las marcas


10 Modelos Considerados

48 Horas Estudio

1 Consejos Expertos

10 Clientes consultados
¿Por qué confiar en nosotros?
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra.
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas

Guía de compra de Casetas para Husky Siberiano☟

Última Actualización Junio 2020


El Husky Siberiano es conocido como un perro de trineo o perro esquimal, ya que se destacan por su habilidad de trabajar en manadas y arrastrar cosas sobre superficies congelada. Esta raza es muy amigable y traviesa y como han sido criados en manada, suelen llevarse bien con sus pares.

Son muy activos, les gusta explorar y necesitan estar en constante movimiento, por lo que generalmente se desenvuelven mejor al aire libre. Es importante mantenerlos ocupados porque si no logras canalizar esa energía tan inmensa que tienen entonces pueden hacer verdaderos desastres en el hogar.

Mantener a nuestros perros activos, más que para entretenerlos, ayuda en gran proporción a prevenir enfermedades y mantener un estado físico y mental estable. Toda esa energía se puede convertir en un gran apoyo para la familia, pues esta raza ha sido domesticada por años para trabajar.

A pesar de tener tanta energía, por supuesto que llega el momento en el que necesitan descansar en un ambiente cálido y cómodo. Es en ese momento donde podemos aprovechar para consentirlos o para entrenarlos, dependiendo del punto de vista en el que lo veas.

Adquirir una caseta para su Husky es una excelente opción para ofrecerle seguridad, especialmente ante la presencia de cambios climáticos. Además de esto, la caseta le permitirá identificar un espacio como propio al que puede tener acceso cuando lo desee.

Y esta es última parte es muy importante porque al Husky Siberiano le gusta tener el control la mayoría de las veces. Es más fácil que se adapte al uso de una caseta si se le presenta la idea desde pequeño, ya que crecerá con este concepto.

Vamos a conocer un poco más acerca de esta raza y mencionar algunos datos que te pueden ayudar a determinar cuál es la caseta ideal para esta hermosa raza.

Diseño sin título (1)
Cuando no tienen los ojos azules, los tienen de color marrón o uno de cada color.

Husky Siberiano.

Pertenece a una de las razas puras más antiguas, trabajadores por naturaleza, capaces de resistir temperaturas muy bajas. Tienen mucha fortaleza como para trasladar grandes cargas y lo más impresionante es que lo hacen como parecer muy fácil.

Generalmente tienen los ojos azules, los cuales, en combinación con su pelo predominantemente blanco, suelen ser irresistiblemente atractivos. Además, son muy amigables y juguetones, por lo que llaman mucho más la atención a las personas de diferentes edades.

Son completamente capaces de interactuar de forma adecuada con niños y personas de la tercera edad, por lo que pueden ser una muy buena opción para formar parte de una familia. Sin embargo, no es un perro tan dócil, así que debes tener cierto entrenamiento puesto que también tienen su lado aventurero.

Ese deseo nato de explorar, lo nutre de una energía inigualable y necesitan que sus dueños sean capaces de seguirle el ritmo, el papel del dueño es primordial para que el Husky pueda desenvolverse correctamente, necesita ser guiado por alguien con mucha firmeza porque de lo contrario el canino no lo va a respetar.

Esta raza es por naturaleza desafiante, son un poco testarudos para recibir órdenes, así que necesitan un dueño con mucho dominio.También son muy ágiles e inteligentes y debido a estas características son impresionantemente hábiles para escapar.

Es por ello que deben contar con una estructura lo suficientemente segura y un patio cercado. Como les gusta cavar agujeros en la tierra (puede que tu jardín tenga un cambio bastante drástico), pasan la mayor de su tiempo en exteriores y como debe ser un exterior bien asegurado, resulta ideal que tengan una caseta disponible, que les haga sentir menos ganas de querer escapar.

Hay dos aspectos que hacen que un Husky Siberiano parezca menos un perro y más un integrante de tu familia; en primera instancia, no tienen el olor característico que tienen la mayoría de los perros, por lo que (a pesar de la cantidad de pelo que arrojan) puedes disfrutar mucho más el contacto de tu amigo peludo.

El segundo aspecto que te hace olvidar que tienes a un perro, es que no ladran, de hecho, las personas dicen que más bien hablan, en sentido figurado por supuesto. Esto puede representar un problema porque si lo pierdes de vista, encontrarlo no va a ser sencillo.

Este aspecto también implica que no son precisamente los mejores perros guardianes puesto que no van a poder avisar con ladridos como lo hacen otros caninos. Y por su personalidad amable y juguetona no suele ser tan desconfiado con las personas.

Los Husky tienden es a aullar y cada aullido es interpretado por sus dueños. Pero este aullido puede salirse de control ante ciertas situaciones y su intensidad puede abarcar un radio bastante amplio que puede llegar a resultar bastante incómodo.

Diseño sin título (2)
¿Sabías qué?

Uno de los mitos más populares sobre los Huskies, es que son en parte lobos o que están menos domesticados por su aspecto. Sin embargo, como cualquier otra raza de perros, los huskies se han domesticado durante siglos. Su parentesco con los lobos es el mismo que el de cualquier otra raza de perro.

¿Cómo elegir la caseta ideal?

En la actualidad conseguir una caseta puede ser un tema difícil, pero no porque no tengamos opciones sino porque hay demasiadas. Puedes elegir desde opciones muy prácticas hasta las más elaboradas como las que tienen hasta una terraza.

Así que con este tema te puedes divertir muchísimo y definitivamente puedes mimar a tu perro consiguiéndole el hogar ideal, ya sea que lo destines para ser usado algunas veces en el día o para que pase sus noches también allí.

Hay muchísimos factores que pueden intervenir a la hora de decidir comprar una caseta, en especial aquellos que son particulares de tu perro. Tal como nosotros, cada perro es diferente y por más que sean de la misma raza, cada uno tiene acciones y preferencias diferentes.

Si tu Husky pasa la mayor parte del tiempo dentro de casa, no necesariamente necesites preocuparte por una caseta muy elaborada. Si, por el contrario, es un perro que se mantiene fuera de casa, entonces si hay que prestar más atención a los detalles.

Las preferencias particulares las conoce cada dueño y a pesar de ellas, hay otros aspectos generales que considerar cuando vamos a elegir una caseta, dentro de ellos podemos mencionar:

  • El tamaño debe permitir que tu Husky se pueda mover tranquilamente y que en ningún momento se sienta apretado o acorralado, es por ello que debes dejar un espacio extra a sus medidas y hacer un cálculo de cuánto más puede crecer si es que aún no ha llegado a su etapa adulta.

Aproximadamente llegan a medir de 53 a 60 cm y su peso estimado varía desde los 20 a 27 kilos. Con estas medidas puedes tener una idea de cual tipo de caseta puede funcionar mejor.

  • También se debe intentar elegir la mejor calidad de materiales con los que está fabricada la caseta, porque de ello depende que tu perro se encuentre realmente protegido. Puedes escoger entre diferentes materiales; plástico, madera e incluso metal.

Las preferidas por excelencia son las de madera porque es un mejor aislante, pero suelen ser más costosas es incluso más sabrosas para tu perro. Las de plástico son muy prácticas, pero no son tan resistentes y las de metal ya casi no se usan porque no son muy funcionales, de hecho, solo podrías usarla dentro de casa porque si no torturarías a tu amigo peludo.

  • Lo ideal al elegir un lugar para tu compañero, es que tengan  un piso elevado para no tener que preocuparse por la humedad del suelo, evitando así cualquier complicación en lo que a salud se refiere.

Para evitar este aspecto también se suelen colocar colchones y mantas que mantengan a tu perro aún más elevado y menos propenso a sentir la humedad. Y si la caseta que usted desea adquirir no es con suelo elevado entonces los que debe hacer es colocarla en alguna base como de ladrillos, por ejemplo.

  • Es muy importante mantener la higiene, por lo que debes buscar opciones que te permitan hacerlo. Algunos modelos cuentan con el techo removible para poder facilitar este proceso y hay otros que cuentan con forros que puedes sacar y regresar luego del aseo.

Los Husky Siberianos son muy peludos, de hecho, tienen doble capa; la interna que es en parte ondulada y le permite adaptarse al clima (se desprende 2 veces al año) y la segunda capa que protege su pelaje es gruesa y lisa, suele desprenderse durante todo el año por ser tan rectas. Por ello es importante mantener una limpieza constante dentro de la caseta.

  • Debido a la gran variedad de diseños, algunas casetas son más complicadas de armar que otras, por lo que también es importante fijarse en este aspecto para que no represente un desafío cuando lo tengas que hacer en casa.

Luego de que hayas seleccionado el modelo de caseta que consideres más adecuado, solo queda acondicionarla y darle ese toque de calidez para que tu perro se sienta a gusto y eso lo puedes conseguir colocando su juguete favorito y una cama con su manta preferida. 

Y debo decir que la cama, o una colcha, no debería ser opcional porque a nadie le gusta dormir incómodo y como mencionamos anteriormente, esto aumenta la protección dentro de la caseta.

Para los más comelones siempre será buena estrategia colocar sus snacks dentro de la caseta para que se vayan adaptando y asocien el lugar con sus aspectos favoritos. Como todo proceso lleva su tiempo, pero vale la pena.

Diseño sin título (3)
Truco de Experto

A la hora de comprar una caseta no te vayas por la opción más económica o más sencilla, evalúa bien la calidad de los materiales, hay algunas casas prácticas de armar, pero son muy débiles o algunas son económicas, pero no son resistentes. Hay que tener siempre presente que la prioridad es el resguardo de tu mascota y si eliges bien tendrás una inversión a largo plazo.


M.M.

Para elegir la caseta ideal para tu husky, primero debes conocerlo muy bien y luego de leer este artículo seguramente tendrás una idea de cuál podría ser la caseta perfecta para él. Recuerda revisar las opciones que te dejamos al inicio.

Es importante que recuerdes que aun cuando tu Husky tiene su propia capa protectora ante los cambios climáticos, esto no significa que no necesiten de una caseta aislante. Eso va a depender del uso que se le vaya a dar, si solo utiliza la caseta para siestas entonces podrías optar por un diseño en plástico y si pasa la noche en ella entonces deberías considerar una caseta de madera. 

El modelo de caseta elaborado en plástico resulta muy útil para ser usado tanto en interiores como en exteriores, por lo que, si no mantienes a tu perro fuera de casa constantemente podrías adquirir una no tan extravagante, de las que son muy fácil de armar para que puedas trasladarla de un lugar a otro.

Lo importante es que tenga un buen espacio para que tu perro se pueda mover con tranquilidad y no sienta esa necesidad de escapar que es nata en los Huskies Siberianos. Tampoco te debes olvidar de tomar en cuenta el peso de tu perro para que elijas una caseta que pueda resistirlo.

Para tomar una decisión debes evaluar tus necesidades y tu presupuesto, los precios varían mucho de acuerdo a los materiales con los que son fabricadas las casetas. Siempre hay que prestar atención a los detalles; a veces la opción más económica no es la de mejor calidad y en algunos casos la opción de mayor precio no garantiza materiales óptimos.

La meta siempre será encontrar una opción que nos garantice una relación de calidad-precio con la que se pueda estimar una durabilidad lo más larga posible y que no requiera de grandes mantenimientos que se traduzcan en grandes costos.

Si de algo estamos seguros es las opciones son muchas a la hora de escoger una caseta para tu Husky, así que es muy probable que puedas encontrar la que se adapte mejor a tu estilo de vida. Una que permita que la puedas manejar y acomodar de manera sencilla y que a la vez le genere ese sentimiento de seguridad y calidez a tu perro.

Diseño sin título (5)


×