▷ Las MEJORES jaula para GATOS

Actualizado Junio 2020
jaula para gatos
¿Por qué confiar en nosotros?
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra.
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra. En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
Resumen
Pros
Cons
¿Cómo aconsejamos?

Revisamos miles de productos para ponerlos a prueba - Nunca aceptamos productos para revisar de las marcas


8 Modelos Considerados

15 Horas Estudio

1 Consejos Expertos

13 Clientes consultados
¿Por qué confiar en nosotros?
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra.
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas

Compara nuestra selección de Jaulas para Gatos

Última Actualización Junio 2020


Qué tanto sabemos de los mininos y su aparición en la vida del hombre

Los antecedentes remotos de la existencia de los gatos al lado del hombre, se remontan al antiguo Egipto, procediendo de algún otro lugar de África y se sabe que en un principio era un animal salvaje domesticado por los súbditos de los faraones en los años 3000 a 2500 a.c. Fue incorporado en la vida de las personas como cazador de roedores y pájaros, protector de las cosechas. De este modo fue teniendo un puesto preponderante en las casa egipcias, guardándoles incluso luto cuando ellos morían, siendo momificados y enterrados como los seres humanos. Tal fue su importancia, que fue elevado a divinidad, siendo adorado incluso.

Posterior a ello, su historia no tuvo mayor relevancia en Roma ni en Grecia, siendo desplazado por el perro, empezando nuevamente a aparecer por lo menos en la historia de Europa hacia el siglo V, precisamente asociado al desplazamiento de poblaciones, monjes y cruzados provenientes desde Egipto.

Hasta nuestros días se mantiene en muchos hogares, como parte de las familias, aún cuando hay quien dice que un gato es el dueño de una familia y no la familia es la dueña de un gato.


 

El Felis silvestris catus, un animal doméstico independiente, caprichoso y obsesionado con la limpieza al que no le gusta el agua.

Los gatos domésticos son animales interesantes que comparten genes con algunos de los depredadores más poderosos del reino animal, quien los ha visto en acción no puede dejar de asociar sus elegantes y ágiles movimientos durante la cacería, con los movimientos de un león, uno de sus primos lejanos. Al gato doméstico le gusta permanecer vagando durante la noche, en cambio durante el día es común encontrarlo echado sobre la silla más cómoda de su rincón favorito en la casa. 

Noche o día un gato doméstico saldrá y entrará a la casa, a su entera voluntad sin que su amo pueda hacer mayor cosa para evitar el comportamiento independiente de estos bellos animalitos, los gatos son quienes eligen a su persona favorita de la familia y se apropian de ella, haciéndole continuas demostraciones de afecto que rayan en un verdadero acoso, mientras que el resto de la familia puede ser tratado con totalmente indiferencia. 

Si un día el gato decide salir de paseo con su amo hasta el comedero de las mascotas, nunca lo hará trotando detrás de su amo; eso es cosa de los perros, un gato siempre camina por delante marcando el camino que seguirá su amo. 

Los gatos no tienen la misma capacidad para ser adiestrado que un perro, pero con un poco de paciencia pueden aprender a usar su caja de arena, o mejor aún los gatos pueden aprender a dejar de afilar sus uñas en las patas de la mesa del comedor, aunque existen hábitos mucho más difíciles de dejar una vez que se adquiere el gusto por ellos, como saltar y corretear las aves que llegan al jardín. 

Para adiestrar una mascota, lo primero que debemos hacer es ganarnos su confianza, todo lo demás es cosa de motivación, ser constante en la rutina y tenerle suficiente paciencia. 

Los gatos son animales muy inteligentes, pero a algunos de ellos, les cuesta mucho aprender alguna rutinas, pero otros con más destrezas descubren como hacer pequeñas cosas por su propia cuenta, como abrir el cerrojo de puerta de la terraza cuando está cerrada, con el propósito de salir a merodear un rato por su cuenta.

Los gatos domésticos son animales muy limpios, pero a pesar de su obsesión por la limpieza a los gatos no les agrada el agua y odian que sus amos los bañen, y este también es un hábito que debe procurar adquirirse desde temprano para que no sea una verdadera pesadilla para el amo el baño de su gato. En favor de la posición anti agua, podemos decir que los gatos pasan gran parte de su tiempo diario lamiendo su pelaje para quitarse la suciedad o el pelo suelto, su ritual de limpieza no para, hasta dejar su pelaje suave y brillante, y para ellos eso es el equivalente de un buen baño con agua y jabón , además de una esponja de crin. 

Ahora bien, cuando su amo decide darle un bañito con agua tibia, la bella mascotita por lo general se transformará en una imponente pantera, y por su puesto se encargaré que ese primer baño sea recordado como una experiencia extrema, con carreras, gritos, rasguños dolorosos y demás, si no se toman las medidas necesarias. 

Para quien no ha tenido la oportunidad de bañar un gato doméstico adulto, que jamás ha sido bañado por humanos, lo mejor es diferir esa experiencia y dejar que el gato siga con su rutina habitual de limpieza, el agua la podemos dejar para resolver asuntos de salud o accidentes que nuestro gato es incapaz de solucionar por sí mismo a pesar de su esfuerzo por limpiar su pelaje. 

Ahora bien, si el baño es necesario, es recomendable hacerlo dentro de una bañera colocando un paño en el fondo de la misma para que el gato se afinque sobre ella y no sobre nuestra piel. Utilizar agua tibia es ideal para estos supuestos, además de un jabón neutro especialmente elaborado para el lavado de los gatos. No debes jamás utilizar el mismo shampoo que utilizas para ti, pues puedes ocasionarle daños severos en su piel, generándose dermatitis, alopecías y otras enfermedades innecesarias. Jamás debes colocarle perfume o colonia a un gato, salvo los productos que son especialmente elaborados para ellos. Si la opción es el baño, trata de secarlo con un suave paño, y no le vuelvas a poner u collar hasta no estar completamente seco todo su pelaje. 

Después de dormir y limpiarse con su lengua, jugar es el otro pasatiempo favorito de un gato doméstico, que asecha con sigilo, se aproxima a toda carrera, saltando sobre un juguete improvisado como si se tratara de una verdadera presa, a la que atrapan aferrando las garras afiladas de sus dos patas delanteras al juguete, que manipulan lanzándolo repentinamente por el aire, para iniciar nuevamente su rutina de depredador domesticado. Si hallan otro gato como compañero de juego, el encuentro puede ser un verdadero espectáculo, con persecuciones a toda velocidad, frenadas repentinas, giros y lances de gran intensidad, además de bruscos mordiscos, que pueden terminar en disgustos o malos entendidos entre los jugadores, y que verás al principio con ternura y luego con un poco de terror, dado el final inesperado que suelen tener estos juegos gatunos.

Algunos gatos domésticos tienen la molesta costumbre de traer a casa pequeñas aves, ratones y otras alimañas producto de sus escapadas y cacerías. Una teoría para explicar este desagradable comportamiento, sostiene que los felinos son animales sociables y cuando un gato trae un animal a la casa, está dando una genuina demostración de afecto felino, por aceptar compartir su presa con la que el gato, siente es su familia, para nuestra mascota esa es la única forma que tiene de contribuir con la alimentación de sus humanos favoritos, así que la próxima vez que encontremos un pequeño animal en algún sitio insólito de nuestra casa, mejor lo pensamos bien, antes de reprender a nuestra mascota,que no quiso asustarnos con el animalillo muerto, sino proveernos de alimento. En fin, cosas de gatos. 

Cuidados de un gato

Con un recién llegado gatito lo primero que tenemos que hacer es ganarnos su confianza, dejándolo que explore por su cuenta su nuevo hogar, si decide ocultarse no debemos de ninguna manera obligarlo a salir, pues el mismo lo hará a su tiempo, cuando él así lo decida y sin presiones, cuando se sienta cómodo y preparado para ello. Para empezar puedes ofrecerle una cesta o mejor aún su propia jaula con una pequeña manta para que se vaya acostumbrando poco a poco a este lugar. Por lo general ellos prefieren los lugares elevados del piso, siendo recomendable subir la jaula a una silla o una mesa.



 

Otra cosa que no puede faltar desde el primer día, es una caja de arena, para que de una vez pueda aprender que solamente en este lugar debe hacer sus necesidades. Además de ello, su rascador para afilarse las uñas y un cepillo para su pelo. Estos implementos serán suficiente para empezar una buena relación con tu nueva mascota, pero si quieres consentirlo, cómprale un juguete liviano y suave, que tu gato pueda acechar como si fuera una presa, para eso los ratones de fieltro rellenos son ideales.

Una visita de nuestra nueva mascota al veterinario, es una de las primeras cosas que debemos hacer, sobre todo si tenemos otra mascota en casa, el medico nos dirá si nuestro nuevo invitado es portador de algún parásito o patología contagiosa que deba ser tratada, antes de conocer al resto de la familia, o si nuestro nuevo animalito está totalmente sano. Su primera vacuna debería ser la trivalente felina, que se aplica después que el cachorro cumple los 3 meses, seguida de un refuerzo después que ha pasado 3 meses desde la primera dosis. Esta vacuna es la más importante para nuestro gato, porque lo protege del temible moquillo felino o panleucopenia felina causante de la parvovirosis felina, la rinotraqueitis y la calicivirosis. 

Otras vacunas importantes son la vacuna contra la rabia, que se aplica cuando cumple los 6 meses, y vacuna contra la leucemia felina, que puede ser aplicada después de los 5 meses. Después que resolvamos el tema de la primera desparasitación y nuestra mascota tenga toda su ronda en el calendario de vacunas cubiertas, bastará un control anual con el veterinario 

El tema de su alimentación puede ser resuelto con los alimentos comerciales para gatos cuyas fórmulas están hechas a base de carne, pollo o pescado con el balance perfecto para tu mascota, pero si te excedes en la ración recomendada por el fabricante, puedes estar contribuyendo a la obesidad de tu felino, así que ten mucho cuidado con las porciones que le sumistas diariamente, porque la obesidad no es sana y a la larga le restarán años de vida a tu mascota. Anteriormente se consideraba que la leche era un complemento indispensable durante su crecimiento, sin embargo ello hoy en día es rebatido, pero lo cierto es que a los gatos les encanta y no tendrás problemas ofreciéndole a tu gato una taza de leche de cuando en cuando, sin embargo lo mejor es consultar a un veterinario sobre el caso de tu gato en específico, pues lo cierto es que los gatos son animales carnívoros y les gusta la carne, si quieres variar su dieta puedes suministrarles pequeñas porciones de carne, inclusive pueden suministrarle pequeñas cantidades de pescados o pastas pero ten cuidado de no exagerar, eso si nada de alimentos feculentos, como papas o legumbres que se puedan fermentar en el aparato digestivo de nuestro felino.

Todas las razas de gatos sueltan pelos, lo usual es que este fenómeno sea más evidente durante la época de muda, en los meses de mayo a julio, eso sí en pequeñas cantidades, si tu gato suelta cantidades inusuales de pelo, puede tener algún problema con su alimentación, parásitos o enfermedades en su piel y debes consultar con el veterinario para precisar la causa de la pérdida de pelo y resolver el problema. Para un gato sano, de pelo corto bastará con pasarle un cepillo de vez en cuando, en cambio un gato de pelo largo, necesita ser cepillado a diario, con un cepillo suave. 

Los gatos que tienen la costumbre de dar paseos nocturnos, están expuestos a regresar a casa con pulgas, piojos u otros parásitos en su piel; una manera eficaz de proteger nuestra mascota es tratándolo preventivamente, con algún producto comercial recomendado para combatir los parásitos cutáneos, por lo general tienen una base química segura para nuestras mascotas y vienen en una presentación económica y fácil de usar, solo tenemos que seguir las instrucciones del empaque y el felino estará protegido por unos cuantos meses. 

Otra área a la que se debe prestar mucha atención son las orejas del gato, para su higiene puedes visitar una tienda de mascotas donde encontrarás una amplia gama de productos para la limpieza de sus oídios, pero la verdad es que un algodón húmedo será suficiente para la higiene de su oídos. Si al limpiar tu mascota observas gran cantidad de cera oscura y mal oliente y el animal tiene la costumbre de rascar sus orejas con frecuencia y desesperación o lo has observado sacudir su cabeza constantemente, la mascota puede tener ácaros en sus oídos y debes llevarlo al veterinario, para que le recete un tratamiento adecuado al grado de infección que pueda presentar.

Para mantener en buen estado las garras de tu gato, puedes encontrar en el mercado una gran variedad de rascadores, para todos los gustos tamaños y colores. Un rascador tiene dos funciones principales, la primera es mantener las garras de nuestro gato afilada y en buen estado y la segunda es darle una alternativa distinta a los muebles de la casa donde el felino pueda afilar sus uñas. Los gatos son animales listos y con buena memoria capaces de aprender conductas, siempre y cuando los humanos tengamos la disposición para enseñarles, una manera de hacerlo es levantarlo con paciencia y llevarlo hasta su rascador cada vez que veamos al felino rascando la alfombra o la madera de un mueble o cualquier otro con textura, también recomiendan atraer al gato con olores estimulantes, como la hierba gatera, y reforzar su aprendizaje con premios. A los gatos les desagrada que le limen sus uñas, pero cuando sus garras se encuentran partidas o estropeadas tendremos que limarlas con suavidad y mucha precaución para no alterar al felino más de la cuenta.

Recomendaciones para que tu gato se acostumbre a la jaula

Si estás pensando que tu gato va a salir corriendo a explorar su nueva jaula como lo hacen los perros, pues lamentamos decirte que vas a sufrir un desencanto. El gato es un animal sumamente cauto en cuanto a nuevas experiencias y se va a permitir el tiempo que él quiera para explorar eso que has traído a su casa. Mientras tanto seguirá entrando a tu maleta ya armada con la ropa para tu viaje, se dormirá sobre tu cartera y se divertirá en el cajón de las medias limpias.

No te preocupes demás sobre esto, que desde todojaula.com hemos investigado suficiente y consultado a expertos en el tema y ya te vamos a decir las recomendaciones que nos han dado.

En primer lugar, tal como te hemos dicho, debes armarte de paciencia. Perfectamente entendemos que al comprar algún objeto queremos darle el uso esperado, pero en este caso el apuro solo puede dejar cansancio, así que es preciso armarse de paciencia. No desesperes.

Coloca la jaula en un lugar elevado, puede ser un sofá o una mesa elevada del piso, e introduce una camita, caja de cartón o una cobija que el gato ya haya utilizado, dejando las puertas abiertas, el gato poco a poco se irá acercando a ese lugar de manera voluntaria. Nunca lo obligues a entrar por la fuerza y menos a salir una vez que sea su refugio. Puede ocasionarte daño.

Todos los animales gustan de tener una guarida propia y, en el caso de los gatos, las guaridas favoritas pueden ser cajitas de cartón, o cajones con ropa de reducidas dimensiones. Procura reproducir esto dentro de la jaula y espera un poco.

Puedes colocar en el interior de la jaula, porciones de comida, pero como ya te hemos indicado, no es un feliz perro que se va a abalanzar sobre un plato de comida o de golosinas, se trata de una divinidad egipcia, y va a hacerte esperar. El colocar la comida adentro de la jaula puede ser que resulte, sin embargo, los expertos aconsejan ir avanzando de a poco, colocando en principio el plato de su comida en la entrada de la jaula e ir avanzando día tras día colocándole un poco mas cerca hasta poder ponerlo en el interior y que el gato se sienta seguro entrando y comiendo allí.

Un consejo muy útil aportado por los expertos en gatos, es colocar hierba gatera en el interior de la jaula, sobre la camita o cobija para que se sienta tentado de entrar y además se sienta muy plácido al frotar su hierba favorita.

A los gatos, por lo general, les encanta sentir el calor del sol y cálidas temperaturas, en ese sentido puedes colocar la jaula donde le caigan rayos de sol, para que pueda sentirse aun más a gusto en la jaula.

Una vez que el gato entre y salga a gusto de la jaula, puedes probar a cerrar por momentos la puerta de la jaula, sin forzar la situación pues puede tener un efecto no deseado y más nunca acercarse a la jaula, o tener que empezar desde cero el proceso de adaptación y aceptación de la jaula por parte de tu gato.

La idea de acostumbrar al gato a la jaula está asociada a la necesidad de generarle protección en determinadas circunstancias en las que el gato podría escapar a la calle y, en caso de su visita al veterinario, pudiendo estar más calmado en un espacio que ya le es conocido, entendiendo que las salidas al exterior no le son para nada agradables a este tipo de mascotas.

La jaula de tu gato debe mantenerse limpia, siendo recomendable su lavado unicamente con agua y jabón sin olor, vista la especial sensibilidad de estos animales a los olores fuertes o desagradables. Sé muy prudente en este sentido.

A efectos de convertir la jaula en un lugar mas divertido, puedes adicionarle juguetes o rascadores que de seguro le llamaran la atención al gatito, y se sentirá un poco más a gusto en su jaula para gatos.


 

gatos jaula
¿Sabías qué?

El cerebro de un gato es más similar a los de un humano, que en el caso de los perros.

¿Dónde puedo comprar una jaula para gatos?

En cualquier tienda especializada en mascotas puedes encontrar una jaula para tu gato, de distintas marcas, colores, modelos y materiales. Los precios van a variar de acuerdo a estos parámetros y te recomendamos que tengas claridad absoluta de tus necesidades antes de hacer la compra. Para ello hemos dispuesto en nuestra página útiles consejos que te pueden ayudar en tu elección. De igual forma y desde la comodidad de tu computador puedes hacer la mejor compra a través de páginas de comercio electrónico como el popular Amazon, que tiene para ti increíbles precios y opciones de jaulas para gatos, para recibirlas en la comodidad de tu hogar.

¿Cuál es el precio de una jaula para gatos?

Hemos evaluado un total de ocho (08) productos eligiendo de ellos tres (03) que consideramos reúnen las mejores características para servir como jaula para gato, siendo estos productos además evaluados positivamente por usuarios que han sido consultados sobre ello. En estos productos que hemos destacado el más económico es la AmazonBasics de 56 cm de largo con un precio de 25,99 euros. La más costosa de estas jaulas para gatos es el transportin que tiene dimensiones de 106 x 71 x 76 cm, con dos puertas, con un valor de 55,99 euros sin el envío.



También te podría interesar



×