▷ Las MEJORES jaulas trampa para conejos de monte

Actualizado Junio 2020
jaula trampa conejo
¿Por qué confiar en nosotros?
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra.
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra. En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
Resumen
Pros
Cons
¿Cómo aconsejamos?

Revisamos miles de productos para ponerlos a prueba - Nunca aceptamos productos para revisar de las marcas


6 Modelos Considerados

3 Horas Estudio

1 Consejos Expertos

6 Clientes consultados
¿Por qué confiar en nosotros?
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra.
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas

Elige la MEJOR jaula TRAMPA para conejos de monte

Última Actualización Junio 2020


¿Cómo puedo acabar con los daños ocasionados por los conejos sin comprometer la vida del animal?

El conejo silvestre común o conejo de campo europeo es una especie original de la Península Ibérica que hoy se extiende por toda Europa, África del norte, y también fue introducido por el hombre en algunos países de América, y Australia donde su capacidad reproductiva y la ausencia de depredadores naturales lo convirtieron en pocos años en una verdadera plaga para el medio ambiente australiano.

En la Península Ibérica el conejo de monte, no representa una amenaza para el ecosistema, por ser la fuente de alimento de al menos 30 especies de depredadores carnívoros, además de su contribución como fuente de alimento a especies como el lince ibérico, el zorro o el águila imperial ibérica, los conejos tienen una modesta contribución al control invasivo de las especies vegetales de las que el conejo se alimenta pudiendo llegar a consumir ente 200 a 500 gr de plantas al día por cada conejo.

No es común que los conejos en estado silvestre entren en contacto con los seres humanos, pero sus necesidades de encontrar alimentos, o la pérdida de su hábitat, puede hacer que una familia de conejos se aventure a realizar incursiones nocturnas dentro de nuestro huerto, ingiriendo cantidades de hojas, semillas, bulbos, tallos, frutos y retoños de nuestra apreciada siembra. Los destrozos causados por los conejos pueden incluir tuberías o daños serios a las cortezas de árboles adultos.

Los daños causados por los conejos a la agricultura pueden ser de una magnitud tal, que no falta quien los llegue a considerar una plaga y tratan de exterminarlos cazándolos con escopetas, lo cual resulta casi imposible debido a los hábitos nocturnos de este animal, que rara vez se dejan ver durante el día. 

Otro método es el uso de cebos envenenados, que ponen en riesgo a los animales de la granja, y también a los posibles carroñeros que se alimenten del cuerpo de un conejo envenado, lo que puede generar un problema serio con las autoridades responsables de velar por la conservación del ambiente y los ecosistemas. 

Otras personas más respetuosas de la vida silvestre, intentan mantearlos a raya, instalando costosos cercados, o con repelentes inútiles, que no son del todo confiables ni resuelven el problema de manera definitiva.


 

La jaula trampa. Una forma eficiente de mantener el control de conejos.

La forma más eficiente y económica para acabar con los daños ocasionados por los conejos sin poner en peligro nuestros propios animales, hasta ahora conocida, es a través de la colocación de una jaula trampa profesional, certificada para ello, logrando así capturarlos vivos y liberarlos lejos de la propiedad, pues se sabe que si el animal es dejado a una distancia de 5 kilómetros del lugar donde fue capturado, el conejo nunca más regresará. 

El costo de la jaula tiene un precio razonable, y resulta muchísimo más económico que tener que cercar un huerto de gran extensión y con el uso de una jaula trampa nos evitaremos pasar largas horas vigilando afuera de la casa, esperando la aparición de un conejo al cual dispararle, además del resultado, la captura del animal sano y salvo está garantizado con un producto profesional que reúne todas los criterios de conservación y respeto de la vida silvestre.


 

Sácale el mejor provecho a tu trampa

No necesitas ser un cazador profesional para tener éxito atrapando un conejo que merodea por tu huerto causando destrozos por donde pasa, pero si es conveniente conocer algunos hábitos de este animalito para sacarle más ventajas a tu trampa.

Lo primero que tienes que saber, es que los conejos tienen hábitos nocturnos y crepusculares y las posibilidades de capturar un ejemplar durante el día son mínimas, por eso lo mejor es armar la trampa durante el atardecer, evitándonos el mal rato de capturar otro animal de hábitos diurnos, que nunca tuvimos intención de capturar.

Para armar la trampa, sigue las instrucciones del manual, algunos modelos comerciales tienen una sola puerta de entrada y otros modelos tienen dos, un consejo de experto con una trampa nueva es accionarla deliberadamente en casa, para asegurar que todo el mecanismo funciona correctamente antes de llevarla al campo y si todo funcionó bien es hora de poner el cebo, puedes usar bayas, perejil, cilantro, brócoli, remolacha, o la infaltable zanahoria.

Antes de elegir un lugar donde colocar la nueva trampa, primero debemos identificar el paso o sendero usado por el animal para entrar y salir del huerto, que será reconocible por el excremento, marcas en las cortezas, vegetación comida o monte aplastado. En lo posible evita alterar el sendero, cuando tengas tu trampa lista llévala y elige el lugar más estrecho del sendero para colocarla, pero no cometas el error de manipular el cebo de la trampa en el mismo lugar. Si no compromete una alteración significativa del sendero, puedes ocultar la trampa con algunas ramas y hojas. Regresa a inspeccionar el dispositivo al amanecer, si visualizas una captura, cubre la trampa con un manto para evitar alteraciones del animal mientras lo trasladas a la zona de liberación, por lo menos a 5 kilómetros de tu casa y procede a soltar el conejo sano y salvo.


 



×