▷ Jaula TRAMPA para Gatos

Actualizado Junio 2020
jaula gatos
¿Por qué confiar en nosotros?
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra.
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra. En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
Resumen
Pros
Cons
¿Cómo aconsejamos?

Revisamos miles de productos para ponerlos a prueba - Nunca aceptamos productos para revisar de las marcas


15 Modelos Considerados

8 Horas Estudio

1 Consejos Expertos

15 Clientes consultados
¿Por qué confiar en nosotros?
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra.
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas

Las mejores jaulas trampa para GATOS

Última Actualización Junio 2020


Jaulas para atrapar gatos

En la tabla de arriba se han expuesto las que consideramos que son las mejores jaulas trampa para atrapar gatos, pero:

¿Cuál sería la manera eficiente de proteger nuestra familia, de un depredador protegido por las leyes de protección a la fauna, sin tener que incumplir con las normas?

El Felis silvestris silvestris o gato montés europeo es una especie carnívora protegida por el Anexo II del Convenio de Berna y por la Directiva Europea de Hábitats (92/43/CEE; Anexo IV), además existen otras instrumentos internacionales que regulan su comercio considerándolo una especie amenazada. En España, el gato montés ibérico es considerado por el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas como una especie de interés especial, denominación que fue aceptada y reproducida en los catálogos autonómicos de Navarra, Madrid, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia; en cambio los catálogos de Cataluña los considera especie protegida de su fauna salvaje autóctona y el País Vasco le da la categoría de especie vulnerable.

A pesar de ser una especie protegida que habita zonas boscosas, en ocasiones el gato montés ibérico es confundido con un gato doméstico grande y de aspecto atigrado, que en algún momento ha escapado de su casa o fue abandonado para volverse salvaje, perdiendo la condición necesaria para vivir con los humanos. Esta confusión tiene un trágico desenlace para el gato montés ibérico, sobre todo en las zonas boscosas y granjas habitadas por los seres humanos que comparten espacios con los felinos, muchas veces son percibidos como una amenaza para los animales caseros o de granja.

La manera eficiente de proteger nuestros animales domésticos y librarnos de la amenaza carnívora que merodea por nuestra propiedad, sin tener problemas con las autoridades, por el status legal que tiene el pequeño depredador silvestre, es con el uso de una jaula trampa, que puede ser usada una y otra vez, sin causarle daños a los felinos, pudiendo ser capturados vivos y entregados a las autoridades, para ser liberado en otro lugar donde no sea una amenaza para el hombre y sus animales domésticos. 

Las jaulas trampas modernas, con una estructura enrejada, son fabricadas con alambre galvanizado, y están provistas de 2 puertas, que se levantan para dejar pasar al animal, además cuenta con un mecanismo de cierre sensible a la presión, que cierra las puertas dejándolas caer después que el mecanismo es accionado. Estas jaulas trampas, son el producto de años de evolución tecnológica de otros dispositivos semejantes, ideados por el hombre para la captura de animales sin causarle daños físicos. La posibilidad de usar una jaula trampa del tipo comercial, tantas veces como sea necesario, le confiere un valor añadido a su excelente relación costo beneficio.

Las jaulas trampas para gatos son fáciles de usar y muy seguras para los animales, solo se debe tener la precaución de inspeccionar con frecuencia el lugar donde se dejó el dispositivo, para evitar exponer a un animal capturado a la deshidratación o al sufrimiento innecesario de una lesión producto de los cambios de temperatura. Los animales capturados, suelen ser los más hambrientos y los más jóvenes, que a pesar de la seguridad del enrejado se pueden alterar mucho, tratando desesperadamente de escapar y una buena forma de calmarlo, es cubriendo la trampa con una manta, pero se debe tener mucha precaución de no meter los dedos dentro de la jaula.

Inmediatamente después de su captura, el animal debe ser transportado y entregado sano y salvo a las autoridades, y la manera más segura para transportarlo es en la misma jaula donde fue capturado, ellas suelen tener un asa protegida de mordiscos, para un transporte cómodo y sin ningún riesgo. Las autoridades, corroborarán si se trata de un Felis silvestris o gato montés iberico y en caso de confirmarlo procederán sin demoras, al marcaje del animal y seguidamente a su liberación en otra zona boscosa, alejada del hombre y donde se tenga conocimiento de la existencia de otros ejemplares de su misma especie, garantizándose así la conservación y la reproducción de una especie protegida por las leyes.


 

Colonias de gatos, ¿cómo disminuir su amenaza, para la fauna?

Desde hace unos cuantos años se viene planteando un debate acerca del efecto que tienen los gatos vagabundos, que nunca han tenido un hogar, o los gatos asilvestrado que alguna vez tuvieron una casa pero se escaparon o fueron abandonados por sus amos, sobre la disminución de las aves de su entorno. Algunos grupos protectores de aves, han promovido un polémico debate en el que presentan a los felinos, como la causa evidente de la mayoría de las matanzas de aves silvestres, otras conservacionistas opinan que los felinos, también son responsables de la reducción en la población de otras especies menores como lagartos, ratones, musarañas, ardillas y conejos. 

Por su parte, los amantes de los gatos ponen en duda la gravedad del problema, y encuentran otros motivos para la disminución de la fauna silvestre, razonando que las causas de estos fenómenos están conectadas directa o indirectamente con el hombre, el uso de pesticidas, destrucción de habitat, contaminación, arrollamientos, y muchas otras causas posibles. Sobre cada punto de vista existen muchos informes y estudios científicos, que sensibilizan sobre la amenaza felina para su entorno o refutan la gravedad del problema felino sobre la fauna. De momento no parece haber un consenso sobre el asunto, ni medidas coordinadas para controlar la población de gatos arrabaleros. 

Ciertamente, existen iniciativas interesantes promovidas por asociaciones protectoras de animales que sin tomar partido en el debate, proponen la captura de los gatos callejeros, para su esterilización, y su colocación en una casa adoptiva, pero en el caso de no encontrarles un hogar, liberarlos en las colonias de gatos alimentadas por los voluntariosos. Esta propuesta conocida como el método C.E.S: (Captura, esterilización y suelta en su entorno), parece ser la más acertada por abordar tres elementos fundamentales del problema, como lo son: 1. el respeto de la vida del animal, 2. el control de la población y 3. reducir las depredaciones por hambre.

Las gatas están aptas para la reproducción después de los 5 meses, y pueden parir camadas de 4 a 6 cachorros entre 2 y tres veces por año, este ritmo de crecimiento es realmente alarmante, tomando en cuenta que las necesidades alimentarias del grupo familiar aumentarán en la misma medida que crece el número de sus integrantes, por eso para controlar la población de gatos sin hogar es necesaria la esterilización de machos y hembras, y una vez estabilizado el número de individuos de una colonia, existen mejores posibilidades de suministrarle los recursos para su alimentación. La comida fácil que les ofrecen los voluntarios a la colonia de gatos, guarda coherencia con la relación causa efecto sobre la disminución de las matanzas de aves y otras especies. Solo queda pendiente el punto de como capturar a los gatos sin causarle un daño físico.

Controlar un sobrepoblación de gatos en una zona, es un asunto que le compete al Ayuntamiento, quien debería adoptar las medidas protectoras necesarias para resolver el problema, el procediendo usual de las autoridades municipales es recoger y trasportar los animales abandonados a un centro zoosanitario municipal, en espera de encontrar una familia que lo reciba en adopción o, su sacrificio, si no es posible colocarlo en adopción. Si eres de las personas que considera que los gatos forman parte de la fauna urbana y tienen derecho a vivir, es posible contactar una asociación protectora de animales de la localidad y pedirles auxilio, seguramente podrán ayudarte, dándote asesoramiento de las directrices para captura de especies depredadoras y todo lo que tienes que hacer para capturarlo y donde puedes liberar al animal sin ningún contratiempo. 

Las jaulas trampas comerciales son la mejor opción, cumplen con todos los criterios técnicos para capturar un animal al que no deseamos causarle ningún tipo de daño, son fáciles de usar pues vienen con un manual de instrucciones y no se necesita experiencia como cazador para atrapar al animal. Su diseño fue probado con miles de capturas exitosas, además son resistentes y seguras, capaces de contener la furia del felino, sin llegar a causarle alguna lesión o perjuicio por su encierro.

Las jaulas trampas para gatos, son livianas fáciles de trasportar y de almacenar, tienen un diseño robusto y resistente a la intemperie, usualmente esta provistas de un asa para trasporte protegida de mordisco con una lámina metálica, los enrejados son capaces de resistir deformaciones producto de zarpazos del animal, y las dimensiones de las jaulas son adecuadas para mantener cautivo al animal hasta el momento de su liberación.


 



×