ᐈ Síntomas y tratamientos de la Deshidratación en Gatos 【 Guía detallada 】

Actualizado Sep. 2020
deshidratación-en-gatos-header
¿Por qué confiar en nosotros?
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra.
En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas
En MiMejorAmigo ponemos a prueba miles de productos siempre con el objetivo de que puedas realizar la mejor decisión compra. En ningún caso aceptamos productos gratuitos para su prueba por parte de las marcas

Deshidratación en Gatos

Última Actualización Sep. 2020


Es bien sabido que todos necesitamos agua y los gatos no son la excepción. Este vital líquido influye muchísimo en su bienestar, ya que permite que los tejidos de su cuerpo se mantengan saludables, además al ingerirla con la debida regularidad los riñones trabajarán correctamente y eliminarán todas las toxinas del sistema. De acuerdo a estudios realizados por la corporación estadounidense WebMD, el agua está tan presente en estos animales que su peludo y pequeño cuerpo esta compuesto por un 80% de agua, de allí la importancia de mantener hidratado a tu felino. 

En el mercado encontrarás una interesante variedad de alimentos para gatos que se adecúan a sus necesidades. Si la dieta de tu mascota es esencialmente basada en alimentos crudos o enlatados puedes estar tranquilo en el tema de hidratación. Ahora bien, si por el contrario se alimenta de comida seca lamentablemente tu amigo dispone de 10% de agua en su dieta, por lo que deberás ofrecerle una fuente constante de agua limpia y fresca para contrarrestar los líquidos perdidos a causa de la micción, la defecación y la respiración.



El agua cumple muchas funciones a parte de mantener hidratado a tu gato, sino que también le brinda electrolitos, potasio, sodio y cloruro, indispensables para que tu mascota goce de una vida saludable.

deshidratación-en-gatos-img1
La deshidratación en los gatos sucede cuando hay un desbalance de la cantidad de agua y electrolitos, como el potasio y el sodio. Todos sabemos que el agua es vital para que estos felinos gocen de una vida saludable, además su cuerpo se compone de un 80% de este líquido, por lo que para mantener un correcto balance es necesario que tu amiguito recupere todo el líquido perdido cuando orina, excreta o suda.

Síntomas de deshidratación en gatos

Seguramente quieres saber de qué forma puedes saber por ti mismo si tu gato está deshidratado, aunque claro lo mejor es que te lo informe su veterinario. No obstante, es entendible que quieras saberlo por tus propios medios, además es sumamente fácil de hacer, y lo que es mejor desde la comodidad de tu casa. 

Debes prestar especial atención al área de exfoliación entre los hombros de tu gato, sabiendo de entrada que la misma en circunstancias normales es flexible y suave al tacto. Ahora bien, si al agarrar esta área entre tus dedos y levantarla con suavidad, la misma regresa a su lugar rápidamente, no tienes por qué preocuparte ya que tu gato goza de una buena hidratación. En cambio, si al levantar su piel la misma forma una tienda de campaña y al soltarla mantiene una posición vertical, sabrás que tu felino necesita aumentar su ingesta de agua.

  • Existen otras señales que pueden indicarte deshidratación, aunque claro esto dependerá de la etapa de la pérdida de líquidos, algunos de estos síntomas son: encías secas, ojos hundidos, jadeo y babeo. Para comprobar el estado de sus encías, asegúrate de tener tu mano seca y levanta su labio superior, si notas que están algo viscosa puede ser el primer indicio de deshidratación; si notas que están secas, lamentablemente es señal de que tu mascota presenta un grave estado de deshidratación. 

Los ojos de tu amigo felino también pueden indicarte si está deshidratado, simplemente míralos con atención, teniendo en cuenta que deben estar tan brillantes como de costumbre, si por el contrario notas que están hundidos o secos, tu amiguito puede estar deshidratado.

deshidratación-en-gatos-sq
¿Sabías qué?

El agua potable no cuenta con la cantidad de electrolitos necesaria para el organismo de tu amigo felino, esto se debe a que está tratada de tal forma que disminuye el contenido de sales minerales. Si tu mascota no tiene un correcto equilibrio de agua y electrolitos puede llevarlo a manifestar trastornos graves e incluso la muerte, por lo que ante cualquier señal de deshidratación debes tomar a tiempo las medidas necesarias.

Por otro lado, la frecuencia cardíaca también se ve afectada cuando hay deshidratación, ya que su corazón comienza a latir más rápido de lo normal. Puedes comprobarlo acercándote a tu mascota, evitando que se altere, para verificar su ritmo cardíaco.

En última instancia, pues palpar una de sus patas para comprobar la temperatura en sus pezuñas, ya que las pezuñas de los gatos que están deshidratados suelen ser más frías que el resto de su cuerpo, basta que las toques para que lo notes.

Si llevas a cabo estos sencillos análisis podrás saber por ti mismo si tu gato presenta deshidratación y llamar a su veterinario. Entretanto lleva a tu gato a un sitio fresco donde no le dé el sol y ayúdale a ingerir agua.

deshidratación-en-gatos-comillas

Recuerda que tu fiel amigo debe tener acceso en todo momento a una fuente de agua limpia y fresca. Esto es esencial para evitar la deshidratación, principalmente en temporadas de calor.

Factores de riesgo

Tu gato puede presentar deshidratación porque ya no ingiere líquido o bien porque no ingiere la cantidad necesaria. Asimismo, existen varios factores que pueden llevar a tu felino a la deshidratación y que debes tomarte muy en serio y prestar la adecuada atención, te recordamos que se trata de la salud de tu fiel amigo. Algunos de estos factores son: 

  • Golpe de calor: Disminución considerable de líquidos durante clima cálido: Los gatos son animales un tanto susceptibles a los cambios de temperatura, por lo que debes tener sumo cuidado de su salud cuando esto ocurre. A modo de ejemplo, al dejar a tu gato en el exterior su temperatura se ve afectada enormemente al elevarse de forma abrupta, o bien, en caso extremo cuando lo dejas dentro de tu carro mientras hace mucho calor tal y como sucede en la temporada veraniega, además su condición empeora al no disponer de líquidos mantenerse hidratado. Sabiendo esto, lo más recomendado es que tengas a tu alcance un termómetro rectal y, que claro, aprendas a usarlo correctamente. Debes tener en cuenta que si tu amigo presenta una temperatura de 103 ° F o más tienes que llevarlo inmediatamente a su veterinario.
  • Insuficiencia renal: Esta es una enfermedad bastante desagradable, además de influir mucho en la calidad de vida de tu mascota, y es que sin importar si se le desarrolla de forma repentida o su condición ya es crónica, ten por seguro que esas toxinas llenarán con rapidez su torrente sanguíneo. Es de suma importancia administrarle el debido tratamiento a tu mascota, no es algo que se tome a la ligera, en esencia consiste en reemplazar ese líquido y los electrolitos perdidos. Al llevar a tu amiguito a una clínica veterinaria, el personal encargado le puede reemplazar los líquidos con líquidos IV (intravenosos), que por lo general son seguidos de líquidos subcutáneos que debes administrarle en casa. Tal vez no te agrade en lo absoluto este procedimiento, pero ten la certeza de que verás las mejoras en tu gato, solo ponte manos a la obra y aprende a hacerlo correctamente, tu mascota te lo agradecerá.
deshidratación-en-gatos-img2
Cualquier gato puede presentar deshidratación, no obstante, hay algunos que están en mayor riesgo, tal y como los gatos de edad avanzada, gatos que tienen problemas de los riñones, los que padecen de cáncer, diabetes o hipertiroidismo. Un gato bebé con deshidratación puede morir en tan solo un día.

  • Enfermedad de hipertiroidismo felino: Esta enfermedad suele presentarse con más frecuencia en los gatos de edad avanzada, es causada cuando la producción de hormonas tiroideas, desde la glándula tiroides ubicada en el cuello, aumenta considerablemente. Sus síntomas pueden ser bastante desagradables para tu gato, entre cuales pueden ser frecuentes vómitos, sed de polidipsia y diarrea. La mayoría de los casos de hipertiroidismo felino tienen su efectivo tratamiento, llevando a que tu amigo se recupere por completo.
  • Diabetes felina: Dentro de los síntomas que puede manifestar un gato con esta enfermedad son la sed excesiva, micción frecuente los cuales son claras señales de que el felino está deshidratado. La diabetes felina debe ser tratada a tiempo y con seriedad, ya que de no ser así expones a tu gato desarrollar uno de los efectos secundarios con mayor gravedad, la cetoacidosis diabética, lo que es aún peor e incluso mortal para tu peludo acompañante. Su tratamiento incluye un IV veterinario con solución Ringers. Otro efecto secundario de elevada gravedad es la insuficiencia renal, ocasionada cuando los niveles de glucosa afectan el correcto funcionamiento de filtración de los riñones, su tratamiento consiste en reemplazar los líquidos veterinarios IV.
  • Lipidosis hepática: Mejor conocida como “Enfermedad del hígado graso”, la cual está de más decir que es sumamente peligrosa e incluso puede llevar a tu gato a la muerte, no obstante, si tomas las medidas necesarias a tiempo puede revertirse. Esta enfermedad se desarrolla cuando tu gato deja de comer ocasionando que su hígado se vaya cerrando. Para tratarla, primeramente, debes llevar a tu mascota a una clínica veterinaria, en la que se alimentará al felino por medio de un tubo, además se le administrarán una serie de líquidos intravenosos con la finalidad de poner a los riñones en funcionamiento constante. Ahora bien, cuando tu amiguito esté estable, su veterinario te puede indicar que se use una jeringa que alimente una mezcla acuosa de alimentos unidos con líquidos Sub-Q.

deshidratación-en-gatos-truco-experto
Truco de Experto

¡El hielo puede ser tu aliado! Si tu gato se está recuperando de los desagradables vómitos o diarreas puedes darle algunos pequeños cubos de hielo o pequeñas cantidades de agua para ayudarlo a que se hidrate poco a poco. Si tu amigo no acepta beber, échale un cubito de hielo en su cuenco de agua y verás cómo se activa su curiosidad y se dirigirá a su plato y beberá. Son bastante útiles en temporadas de calor para mantener su agua fresca y a una agradable temperatura para tu amigo felino.


Debemos hacer hincapié en que para que toda esta información te sea de mayor utilidad, es estrictamente necesario que conozcas muy bien a tu gato para que de esa forma, si notas cualquier señal fuera de lo normal, puedas tener una base sólida para llevarlo a su veterinario. No olvides que tú eres el responsable de tu mascota, él depende de ti y cuenta contigo para que lo ayudes a estar sano e hidratado. Conocer a tu gato les será de utilidad a ambos. 

Asimismo, recalcamos que este artículo no busca ser la respuesta absoluta ante cualquiera de tus dudas acerca de la deshidratación felina, tan sólo pretende orientarte cuidadosamente en la salud de tu gato para que en caso de ser necesario tomes las mejores decisiones pensando justamente en su bienestar. Quien mejor puede orientarte y realizarle un adecuado tratamiento a tu gato es su veterinario, y es por ello que, si piensas que algo fuera de lo normal sucede con la salud, lo mejor que puedes hacer es llevarlo al veterinario, quien ya conoce a tu gato, tiene su historial médico y no dudará en darte los mejores consejos para tu fiel amigo.

Preguntas frecuentes

¿Con qué frecuencia debo cambiar el agua de mi gato?

Los gatos son animales bastante pulcros, casi obsesos por la limpieza. Si su cuenco de agua es expuesto a varios elementos por horas, créenos, tu minino sentirá repulsión por ella y no querrá beberla. Tienes que cambiar su agua con regularidad para su comodidad y bienestar.

Si el cuenco de agua de tu mascota es grande y suele exponer mucho tiempo al punto de tener polvo o cabellos en ella, deberás cambiarla como mínimo dos veces al día.

Otro aspecto a tener presente es el lavado de su cuenco, el cual es mejor lavarlo con agua caliente y jabón, para que evites y elimines el crecimiento de virus y bacterias que puedan hacerle mal a tu amiguito.

¿Cómo puedo incentivar a mi gato a tomar más agua?

A pesar de que son animalitos no muy dados a tomar agua, puedes ayudar a tu felino a que se hidrate con más frecuencia. Para lograrlo, considera lo siguiente:

  • El agua de tu mascota debe permanecer limpia y fresca, debes cambiarla de forma periódica.
  • Lo mejor es que use un recipiente de cerámica y de metal.
  • Cuando elijas su taza, trata de que sea ancha, ya que a muchos gatos no les agrada que sus bigotes se mojen o toque lo bordes del cuenco.
  • A los gatos les atrae el agua en movimiento, por eso puedes abrir un grifo del que tu felino pueda bebe agua a menos dos veces al día. También puedes optar por una fuente para gatos, que permiten que el agua fluya constantemente, aunque claro, deberás limpiarla de vez en cuando.
  • Coloca el cuenco de agua de tu gato en un sitio tranquilo y lejos de su arenero.
  • Puedes colocar varios cuencos de agua por la casa para que tu amigo se motive a hidratarse.

¿Puede mi gato enfermar si un día no toma suficiente agua?

Eso es totalmente falso, que tu gato ingiera poca agua en un día determinado no le ocasionará ninguna enfermedad, ahora bien, si por el contario pasa días sin beber agua o notas que bebe muy poca cantidad entonces es momento de que te preocupes y tomes las medidas necesarias, recuerda que la deshidratación puede dar lugar a la infección urinaria además de otros problemas de salud. 

Si bien, no beber mucha agua un día no le causa ninguna enfermedad al gato, estos pequeños animales al igual que los humanos puedes soportar varios días sin comer, pero no toleran más de 48 horas sin ingerir agua. No se recomienda que incluso superen las 24 horas sin hidratarse.

¿Qué cantidad de agua al día debe tomar un gato adulto?

La respuesta a esta interesante pregunta depende de varios factores:

  • Temperatura y humedad del ambiente: Dependiendo de la temporada del año, ya que las cantidades de agua ingeridas por tu gato aumentarán en verano cuando hace mucho calor, y disminuirán un poco cuando es invierno.
  • El peso de tu gato: Como mínimo entre 50 ml y 70 ml de agua de forma diaria por cada kilo que pese, o sea, si tu gato pesa cerca de 6 kg, lo adecuado es que tome 300 ml de agua durante todo el día.
  • Tipo de alimento que consume tu gato: Si tu mascota solo se alimenta de pienso, el cual se compone de un 10% de agua, deberás proporcionarle entre 60 ml y 120 ml más, a diferencia de los gatos cuya dieta es húmeda y se compone de un 80% de agua, y por ende deben consumir menos agua.

¿Es malo que mi gato tome demasiada agua?

A diferencia de los caninos que beben agua diariamente sin ningún problema, los gatos no suelen beber mucha agua así sin más. Para estos pequeños felinos es más que suficiente con beber una taza de agua a pequeños sorbos o lametazos en el trascurso del día. Por este motivo, si notas que tu mascota bebe demasiada agua, no lo veas con un acto caprichoso, porque no lo es.

Las razones de este comportamiento son varias, que van desde condiciones ambientales o su dieta, hasta las que pueden ocasionar patologías graves en su salud como insuficiencia renal, diabetes o hipertiroidismo. Debes estar muy atento a los cambios habituales en la forma de hidratarse de tu gato, para que así puedas reaccionar a tiempo ante su trastorno.

Equipo que trabajó en este articulo:
  • Diurmarys Arismendi
    Escritor
  • Kath Saliman
    Editora